20 dic. 2012

2012...


El destino, dicen muchos, los vamos armando nosotros en nuestro presente. No podría decir quienes lo escriben mejor que otros porque todos tomamos caminos distintos en los cuales cada uno,a su manera, encuentra su felicidad y aprende con el tiempo  a conformarse con lo que tiene. Yo no podría decir que me conformo con lo que tengo porque seria como decir "y bue, si no queda otra" y para mi no es así.
Si bien en mi vida me tocaron momentos de dolor, de tristeza absoluta, desquicios repentinos, ataques de pánico provocados situaciones que se podrían haber evitado, enojos y demás puedo decir que tengo la cruz que puedo cargar porque aun con todo esos problemas salí adelante, pero ojo, no fue solo mi merito si no que fue gracias a todas esas personitas que aparecen día a día como mandados por alguien en el momento justo y entre ellos esta EL indudablemente. El fue quien me enseño que la vida  esta para vivirla y hay que disfrutar el día a día como viene, como se presenta ante nosotros y aunque es inevitable resongar por esos momentos amargos haya que agradecerlos porque solo de ellos uno aprende a vivir. El fue quien con su simpleza y dulzura me enseño que de la mano todo es posible, que juntos no hay nada ni nadie que nos pueda derribar, que valgo mucho mas de lo que pienso y que con una caricia el mundo se ve distinto. El me enseño que amar es la razón por la que vivimos todos, si no hubiera amor no habría nada en el mundo, seriamos solo seres individuales viviendo por vivir.
El es para mi una de las personas que mas me marco en la vida de una manera única y hermosa porque aprendí a amar, aprendí ese amor único que todo lo puede, que con un beso se detiene el tiempo, que con un abrazo se borran las lágrimas, que juntos escribimos un mejor destino. Y si bien yo no puedo definir con claridad lo que va a pasar puedo decir que es lo que yo quisiera que pase y es vivir con el el resto de mi días, caminar de la mano una tarde de lluvia y que juntos paresca un día de sol porque nada en el mundo puede borrarle a uno la sonrisa, la felicidad que uno siente nadie te la puede arrebatar aunque así lo quisiera.
Es por esto y otras cosas mas que yo puedo decir que pese a todo lo sufrido en este año que no fue uno de los mejor, yo fui y soy feliz, este año me regalo recuerdos imborrables y momentos irreemplazables. Y entre ellos esta el HABERLO CONOCIDO. Gracias mi amor, por tantos meses de felicidad y yo confió en que vamos a poder contar años juntos. Te amo con toda mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario